Con Un Par De Mochilas

La vida es para los valientes

La vida es para los valientes

Hay una frase que he escuchado varias veces cuando le he contado a alguien lo que vamos a hacer:

” – Pues sí, vamos a dejar el trabajo, el piso ( y esto quiere decir más o menos todo lo que es ahora conocido para nosotros) y nos vamos a viajar unos meses por Sudamérica!

–  “Pero, ¿Cuánto tiempo?

– “Pues, no lo sabemos exactamente, 6-7 meses, quizá más, o quizá menos, no lo tenemos cerrado…

Y es ahí cuando llega…

-“Claro que sí, la vida es para los valientes.”

¿Valiente? ¿Se refiere a mí?

Porque a pesar de la ilusión y las ganas, también he sentido miedo de dar este paso. Miedo a lo desconocido, a la incertidumbre, a qué pasará después…
Pero por encima de esto, hay un miedo que ha podido con todos: El miedo a no intentarlo.
Sentíamos que necesitábamos un cambio, que la rutina que llevábamos no nos hacía levantarnos con ánimo por las mañanas… y todo eso nos está llevando a cumplir este sueño: Viajar.

Y es que, cuando te pica ese gusanillo, es muy difícil ignorarlo. La vocecilla en tu cabeza primero te susurra, y poco a poco se hace más fuerte: ¿Y por qué no?
Empecé a leer blogs de gente que ya había hecho algo así y que jamás se había arrepentido. En esta fase, aunque no fuera consciente todavía, ya sabía que me iba a ir. Y al miedo lo reemplazaron la emoción, las ganas, los preparativos,… De repente esa sensación que tenía de hastío, de cansancio, de haber entrado en una rueda, desapareció.

Y pienso que voy a cumplir un sueño y que pase lo que pase, eso me lo llevo por delante. Y me gusta la sensación, estoy ilusionada y motivada. No sé si esto es ser valiente o no, lo único que sé es que me hace feliz. 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.